Cómo crear un blog de viajes fácil y rápido (o de lo que quieras)

Cómo crear un blog de viajes fácil y rápido (o de lo que quieras)

Ya hemos hablado de las siete razones por las que tú deberías comenzar un blog de viajes de aventura, pero cómo crear un blog de viajes (o del tema que quieras) y por dónde empezar?

Cómo crear un blog de viajes de la mejor manera para que te ayude a alcanzar tus metas a largo plazo?Imagen - Cómo crear un blog de viajes

Yo comencé mi blog con el objetivo principal de hacerme propósitos a mí mismo y cumplirlos, pero también quería que el blog no fuera totalmente de aficionados y quería mantener la puerta abierta al crecimiento futuro y a nuevas posibilidades, que aclararé más adelante.

En este artículo vamos a hablar de forma logística sobre cómo crear un blog de viajes en menos de 24 horas, algunas de las decisiones que tendrás que tomar en el proceso, lo que debes considerar para no cerrar inadvertidamente las puertas y cómo comenzar dando lo mejor de ti.

Al final también compartiré contigo un sencillo truco para obtener una configuración de un blog profesional sin gastar un centavo de tu propio dinero… que es exactamente como comencé este sitio.

Cómo crear un blog de viajes

Primero lo primero…

“Querido diario, un blog no necesita ser más que un simple diario personal…”

Diario - Cómo crear un blog de viajes

No necesitas nada lujoso. Puedes ir a WordPress.com, Blogspot.com, Tumblr.com o cualquier cantidad de otros sitios web y comenzar un blog rápido, fácil y gratuito. Si tienes aspiraciones absolutamente nulas de algo más que un diario personal, entonces eso es lo que debes hacer.

Sencillo.

Sin embargo, si tienes la más mínima inclinación o esperanza de pasar del enfoque “Mi diario en público” y lograr algo más allá de que solo tu madre lo lea, esto es lo que vamos a abordar en este artículo.

Para aclarar: Con el fin de obtener algunos de los beneficios que mencioné en la publicación Siete razones para crear tu propio blog de aventuras, no tienes que hacer nada más que un simple diario gratuito como se mencionó anteriormente… y aún así todavía puedes hacerte propósitos a ti mismo, conectarte con una comunidad de ideas afines, aclarar tus pensamientos y más.

Pero a medida que avanzamos, creo que puedes hacer mejor todas estas cosas tomando tu nuevo esfuerzo un poco más en serio.

O al menos no cerrar la puerta a oportunidades futuras.

Lo cual conduce muy bien a nuestro siguiente punto…

Define tus razones

Lo más importante es que debes definir por qué estás comenzando un blog, qué esperas obtener exactamente de él y cuáles son tus objetivos. Conocer tus razones del POR QUÉ puede ayudarte a tomar las mejores decisiones del CÓMO.

Alguna vez esperas ganar algo de dinero con esto?

Quieres que te tomen en serio como un influyente o líder en tu nicho?

Cuál es tu nicho?

Qué temas planeas abordar?

Es simplemente un proyecto para un pasatiempo o te gustaría ir a tiempo completo?

Conocer tus razones te ayudará cuando sea el momento de…

Comprando un nombre de dominio

El nombre de dominio, que es básicamente tu dirección en Internet y cómo todos llegan a encontrarte, no es un requisito para iniciar un blog (puedes usar un subdominio gratuito como los de WordPress o Blogspot).

Pero es algo que en mi opinión, debería ser un requisito, independientemente de qué tan “serio” planees llegar con tu sitio.

Un nombre de dominio da mucha credibilidad a cualquier sitio web… quiero decir, www.desktodirtbag.com es mi marca, mi casa, mi pequeño pedazo de bienes raíces en Internet. Simplemente no es lo mismo decirle a la gente que me encuentre en http://desktodirtbag.wordpress.com.

Tener un sitio web basado en un subdominio grita amateur de inmediato. Cuando tú buscas en Google información sobre cualquier cosa, es más probable que vayas y confíes en sitios web con un nombre de dominio adecuado.

Además, creo que comprar tu propio nombre del dominio proporciona un impulso psicológico importante en la forma en que miras TU PROPIO sitio web. Acabas de invertir un poco de dinero para conseguirlo, te sientes más profesional, te lo tomas más en serio, tienes tu propia dirección de correo TUNOMBRE@TUSITIOWEB.COM y además, no quieres comprar algo como un nombre de dominio y dejarlo reposar allí totalmente sin usar, o si?.

Lo menos que puedes hacer es comprar un nombre de dominio. Solo cuesta $10. Si no puedes molestarte lo suficiente como para tomártelo en serio, quién más lo hará?

Yo he utilizado Namecheap.com para todas mis compras de nombres de dominio, pero hay una gran cantidad de sitios web. Namecheap ha sido genial para trabajar, pero básicamente todos los sitios tienen los mismos precios y el mismo nivel de servicio. En realidad no importa dónde lo compres, pero es bueno no poner todos tus huevos en una sola canasta, es decir, comprar tu dominio en cualquier otro lugar que no sea tu host o anfitrión (más adelante hablaré más acerca del host).

Consideraciones al elegir un nombre

Elegir un nombre de dominio es el primer paso concreto real y es bastante importante por una serie de razones.

Por un lado, quieres hacerlo bien por la primera vez. No querrás terminar descontento con tu nombre en el futuro y tener que cambiarlo y perder todos los enlaces y el trabajo que dedicaste para conseguirlos.

Dos, asegúrate de elegir algo que sea fácil de deletrear y recordar, que no sea demasiado largo, que no contenga guiones y que tenga un final estándar .com.

Sin lugar a dudas, www.juanelviajero.com es mucho más limpio y fácil de recordar (además de contarle a la gente en persona) en comparación con www.juan-el-viajero.info…

No olvides que el boca a boca es la mejor forma de publicidad, especialmente al principio.

Tres, puedes considerar nombres basados en palabras clave o marcas. Si estás blogueando sobre escalar, ciertamente puede ayudarte en los resultados de búsqueda orgánica de Google, la palabra escalar en el nombre del dominio desde el principio. Sin embargo no es necesario que incluyas una palabra clave, puedes buscar una imagen de la marca… piensa en Google.com, Uber.com, Kayak.com, Amazon.com o prácticamente en todas las empresas importantes que existen.

Si de antemano no conocieras estas páginas web, no tendrías ni idea de qué tratan, escuchando solo el nombre. Aún así ahora, todos sabemos exactamente lo que son cada uno de esos sitios. Eso es marca. Se dice que nombrar desde una perspectiva de marca es un enfoque más estratégico a largo plazo.

Finalmente, también considera las potenciales limitaciones de un nombre de dominio.

El nombre debe ser específico, memorable e incluso descriptivo del enfoque principal. Por ejemplo, desktodirtbag.com es una marca bastante buena, pero si alguna vez quisiera centrarme en los viajes de lujo, los hoteles de cinco estrellas, etc., no es probable que pueda encontrar un trabajo como ese con la palabra dirtbag justo en el título.

Eso no es necesariamente algo malo, pero es algo en lo que deberías pensar al elegir un nombre.

Otros han elegido nombres de dominio relacionados con su edad o ser recién casados o un área geográfica, pero solo piensa en cómo eso puede limitar las cosas a medida que pasa el tiempo.

Una vez que definas el nombre, puedes ir a Namecheap.com u otro servicio para asegurarte de que ese dominio esté disponible y luego agrégalo.

Ya tienes un nombre, ahora es el momento de decidir en qué plataforma lanzar tu blog…

Qué red central deberías usar?

Para lanzar tu blog, necesitarás algún tipo de backend (interfaz) que convierta tus palabras en un sitio web bonito. Para esto hay muchas opciones como WordPress, Joomla, Blogspot, Wix, Tumblr, Squarespace y más.

Imagen - Cómo crear un blog de viajes

Vamos a ir al grano: WordPress, es lo que vas a querer y necesitar.

Es el más grande y el más utilizado. Millones de sitios web utilizan WordPress como su backbone, incluidos innumerables sitios web que no parecen ser blogs en absoluto, pero son vitrinas, sitios de noticias o simplemente un sitio web comercial de 2-5 páginas. Su popularidad significa que hay una gran cantidad de recursos cuando necesitas ayuda, cuando necesitas temas o complementos (plugins).

Esto es algo que no creo que sea discutible. Te arrepentirás de comenzar tu sitio en Blogspot.com y será un dolor si quieres moverlo a WordPress. A mí me pasó, por favor ahórrate el dolor de cabeza y comienza con el pie derecho. Del mismo modo, evita comenzar tu sitio con plataformas todo en uno como Squarespace o Wix, donde la funcionalidad es limitada y se vuelve complicado si deseas monetizar tu sitio.

Si te decides entonces por WordPress, la pregunta ahora se convierte en…

Self-Hosted o WordPress.com

Entonces según esto, wordpress es el sistema central (backbone) que ejecutará tu sitio web. Ahora hay dos opciones: utilizar la versión gratuita de hosting en WordPress.com con esencialmente el mismo sistema central (backbone) o pagar para conseguir otro proveedor como host para alojar tu WordPress.

Puede que al instante digas “¡Gratis, por supuesto!”, pero para mi esto es un error.

En primer lugar, como mencionamos antes para los nombres de dominio, invertir solo un poco de tu propio dinero garantizará que tomes tu sitio web y tu esfuerzo más en serio.

En segundo lugar, ya sabemos que WordPress.com es gratuito, sin embargo perjudica seriamente gran parte de su funcionalidad. Tú no puedes instalar complementos y se te dificulta si quieres monetizar tu blog, incluso es difícil poner un buzón de correo electrónico.

Es una experiencia extremadamente limitada que te impedirá aprovechar plenamente el potencial de tu blog. No hay duda.

Entonces nuevamente, la pregunta que realmente necesitas abordar es cuáles son los objetivos de tu sitio web y qué esperas de él en el futuro. Si se trata de algo más allá de una plataforma para expresar tus pensamientos personales, entonces puedes considerar comenzar con una cuenta self-hosted de WordPress.

Pasarse desde WordPress.com a self-hosted una vez que hayas llegado al punto en el que deseas hacer crecer tu sitio, tal vez monetizarlo y llevarlo al siguiente nivel es un gran dolor. Yo empecé desde el principio con self-hosting para mi sitio porque desde antes había investigado más del tema, pero he hecho la transición para clientes independientes y no es divertido y no siempre es fácil… por eso me pagaron para hacerlo.

Los planes de hosting compartido pueden conseguirse por $6 por mes o tan solo $4 por mes (todo depende por cuánto tiempo compres tu hosting por adelantado). Yo conseguí el hosting por el valor de un año para comenzar, que fue suficiente para mí en caso de que no me quisiera quedar con el blog.

Si el costo del hosting es un gran obstáculo, asegúrate de leer hasta el final del artículo y saber lo que hice para configurar mi sitio sin gastar mi propio dinero.

Hay una serie de proveedores que ofrecen planes de hosting compartido baratos, pero Bluehost y HostGator son los dos más comunes para los nuevos blogueros … Por qué? Porque son baratos (como $4 por mes), son confiables y deben ser más que suficientemente buenos durante los primeros años.

Yo usé HostGator para este mismo sitio web cuando comencé y definitivamente los recomendaría a cualquier nuevo bloguero. No he sufrido tiempo de inactividad en tres años (o casi ninguno), responden a problemas técnicos, son asequibles y vienen bien recomendados por muchos. Una vez que tu sitio web crezca, te resultará más ventajoso cambiar a otro host, por lo que me mudé a SiteGround después de casi cuatro años.

Otro punto relacionado con la compra de tu dominio y el hosting que mencionamos anteriormente: recomiendo comprar ambos por separado, por eso es que yo usé Namecheap.com para adquirir el dominio y HostGator.com para el hosting y no adquiero los dos a través de mi host.

Lo que lo hace más fácil cuando tu blog haya crecido y quieras transferir el hosting a otro proveedor más adelante y no tener los dos huevos en una sola canasta, como lo dije anteriormente. Mantén una pequeña separación entre los dos para evitar dolores de cabeza.

Tú no pierdes nada al hacerlo, pero hay dos pasos intermedios rápidos que te ahorras si no compras el dominio de tu host. Si compraste el dominio y el hosting a través de HostGator, continúa y omita los dos pasos intermedios siguientes.

Entonces ya tienes tu dominio y tu servicio de alojamiento o hosting configurado… qué sigue después?

Servidor de nombres (name servers)

Si compraste tu dominio y tu hosting por separado, como lo hago yo y como se lo recomiendo a otros, tú vas a necesitar conectar los dos, por medio de los servidores de nombre. Esta es solo una manera elegante de decir dónde debe buscarse el nombre de dominio para encontrar el contenido del sitio web.

Esto no es difícil de hacer.

Primero, inicia sesión en el panel de Hostgator.com (la información que le enviaron cuando se inscribió en el plan). En el panel inferior izquierdo, encontrarás dos servidores de nombres en lista, se leerá algo como ns1234.hostgator.com y ns2345.hostgator.com.

namecheap nameservers - Cómo crear un blog de viajes

Ahora vas a querer iniciar sesión en tu cuenta de Namecheap.com, has clic en el dominio que compraste y luego, en el lado izquierdo, has clic en configuración del servidor de nombres de dominio.

Abajo, verás algunos cuadros en los que pegarás los dos servidores de nombres anteriores que encontraste en el panel de HostGator y luego guardarás los cambios.

Ahora tú has redirigido tu sitio para encontrar el host. La propagación, como se llama, ahora se lleva a cabo y es donde los cambios suceden, esto puede tardar hasta 24 horas. En mi experiencia, a menudo se establece en unas pocas horas, pero es posible que aún veas algunos errores en los que no encontrarás tu sitio durante ese primer período de 24 horas. No tengas pánico.

El segundo paso rápido a seguir, si compraste el dominio y el hosting por separado como te recomiendo, es agregar el nombre de dominio real en tu panel de HostGator .

Instalar WordPress en un clic

Ya has hecho la parte más difícil y no fue tan malo, verdad? ¡Felicitaciones!

Ahora que todos los servidores de nombres están apuntando en la dirección correcta y has agregado tu nombre de dominio a tu cuenta de HostGator, el siguiente paso es instalar realmente el sistema central (backbone) de tu sitio web, WordPress.

Como hemos mencionado, hay varias otras opciones disponibles para ti, pero no existe un motivo real para no usar WordPress y hay una docena de razones por las que deberías usarlo, así que simplemente instalemoslo.

Afortunadamente, HostGator, BlueHost y cualquier otro buen servicio de hosting compartido hace que sea demasiado fácil instalar WordPress. En el panel de control de HostGator ubique el ícono de Instalación rápida.

hostgator quick install - Cómo crear un blog de viajes

Seleccione WordPress y complete la información del usuario que le gustaría usar para acceder al sitio. Luego has clic en instalar.

Es más o menos un clic, fácil y siempre que sus servidores de nombres se hayan propagado, estás listo para ingresar a tu nuevo sitio web… es muy emocionante!

HostGator te enviará un correo electrónico en un segundo confirmando que la instalación fue exitosa y reiterará tu nombre de usuario junto con una contraseña generada automáticamente.

Para acceder al panel de control de tu sitio web (donde inicias sesión para trabajar en tu sitio web, no en el panel de HostGator), debes ir a www.yourwebsitehere.com/wp-admin/, donde se te pedirá que ingreses el nombre de usuario y la contraseña generada.

Ahí tienes! Tu sitio web está efectivamente listo para comenzar… simplemente haz clic en Publicaciones> Agregar nuevo. Aquí puedes marcar un título, escribir texto rápido y luego pulsar Publicar. Así acabas de publicar tu primera publicación de blog en tu propio sitio web.

Visita tu nombre de dominio para ver los cambios reflejados automáticamente.

Lo bueno de WordPress es que una vez instalado elimina todas las dificultades técnicas de la administración de un sitio web y saca los complicados códigos de escena, lo que te permite enfocarte en lo que realmente importa: el contenido. Tiene una interfaz visual e intuitiva que probablemente ya sepas cómo administrar… La pequeña cadena significa agregar un enlace, puedes cambiar fácilmente la fuente y el estilo del texto y agregar imágenes haciendo clic en el ícono de imagen.

Por supuesto, la instalación del WordPress predeterminado, no es personalizado en ninguna forma para tu sitio web y es completamente genérica y tal vez incluso un poco fea.

Afortunadamente con WordPress hay miles y miles de temas disponibles que puedes cargar y que cambiarán completamente el diseño de tu sitio y lo mejorarán visualmente a pasos agigantados.

Elegir un tema apropiado para ti es algo que debes hacer inmediatamente después de instalar WordPress, por lo que puedes ajustar las cosas según sea necesario en lugar de hacerlo dos veces si decides cambiar tu tema en un mes.

Eligiendo un tema

Hemos llegado al último gran paso que se da con el lanzamiento de un nuevo blog y que también es uno de los más divertidos… Elegir un tema para tu pedazo de bienes raíces cibernéticos.

Al igual que con cada paso que hemos mencionado hasta ahora, puedes elegir un tema gratuito o buscar un tema premium más profesional.

Una vez más, fui con un tema premium de inmediato porque siento que si vas a hacer algo, es mejor hacerlo bien. Fue así como recibí una serie de comentarios de amigos que mencionaban que mi sitio era el sitio web más hábil de “escaladores de mochila” que jamás hayan visto. No es que sea difícil, cuando todos los demás son sitios más simples de blogspot.com.

Hay un montón de temas gratuitos decentes, así que si tu presupuesto es ajustado, puedes hacerlo (no olvides leer hasta el final para obtener un consejo especial sobre cómo comencé mi sitio web gratis), pero como con cualquier cosa gratis tú obtienes lo que pagas.

La mayoría de los temas gratuitos no están totalmente optimizados para algunas cosas importantes, como un diseño adaptable (cambiar el diseño según el dispositivo que usa la persona desde un teléfono celular, computadora portátil o iPad) y no están totalmente optimizados desde una perspectiva SEO (cómo Google encuentra tu sitio web).

He trabajado para clientes comerciales que usaban temas gratuitos para sus sitios web y no puedo evitar pensar por qué no se molestaron en invertir los $40-60 en algo mejor. Siendo un negocio después de todo.

Con una pequeña inversión puedes hacerlo mejor que ellos y ayuda a pensar en tu sitio como un negocio desde el principio.

Puedes personalizar mejor los diseños de la mayoría de los temas premium, tienen mejores características integradas y ofrecen soporte técnico si alguna vez tienes problemas o preguntas que deben resolverse (buena suerte si eso sucede con un tema gratuito).

Otra razón clave por la que decidí comprar un tema premium de inmediato fue para diferenciarme de todos los otros sitios. Los pocos temas gratuitos realmente buenos se usan en muchos miles de sitios web (o más!) y no quería que mi sitio se pareciera a tantos otros sitios baratos. Quería algo que fuera profesional y al menos mantener la puerta abierta para trabajar con marcas sobre revisiones de equipo o viajes.

Si quieres lo gratis, solo tienes que buscar en Google los “mejores temas gratuitos de WordPress” y obtendrás una gran cantidad de resultados.

Si estás buscando comprar algo, hay muchas opciones disponibles. Acabo de ir a ThemeForest.com y busqué las mejores opciones hasta encontrar algo me llamara la atención. Terminé escogiendo Big Feature theme para resaltar las fotografías en la parte superior de la página. Me gustó, aunque después de tres años pensé que era hora de un cambio, así que implementé X-Theme, que me gustó mucho.

Cómo lancé mi sitio sin usar mi propio dinero

Si iba a lanzar un blog, quería hacer lo correcto desde el principio. Eso significaba comprar un nombre de dominio, comprar alojamiento compartido para que no me obstaculizara un host gratuito y comprar un tema premium.

No quería ahorrarme algunos dolares y lamentarlo unos meses o incluso un año después. Así que invertí $10 para el dominio, aproximadamente $66 por un año de hosting y otros $50 por un tema.

Un poco más de $120 para lanzar mi nuevo imperio en línea. Lo cual realmente no es tanto dinero si lo piensas… solo $10 por mes.

Pero aunque era algo barato, yo no quería desembolsar mi propio dinero en el proceso.

Si estás familiarizado con mi sitio, sabes que siempre estoy buscando formas de viajar durante largos períodos de tiempo sin gastar grandes cantidades de dinero. Bueno, una de esas tácticas que he usado son las ofertas promocionales de las tarjetas de crédito para millas de viajero frecuente que me han ahorrado hasta la fecha aproximadamente $1.400 en efectivo.

Las tarjetas de millas ofrecen el mejor valor, pero hay otras que dan bonos en efectivo directamente para así ganar nuevos clientes.

Justo antes de comenzar el sitio aproveché una oferta de la tarjeta Chase Freedom que en ese momento, pagaba $300 en bonos de devolución de efectivo a nuevos clientes. No tenía una tarifa anual y un gasto mínimo modesto para obtener la bonificación. Me inscribí inmediatamente e invertí esencialmente menos de la mitad para que mi sitio web funcione.

No recuerdo lo que hice con la otra mitad del bono, creo que me lo embolsillé, pero fue una promoción increíble y dinero bien gastado.

Elige Chase Freedom o una tarjeta promocional similar y usa el dinero para comenzar tu propio imperio en línea. Su oferta actual te dará $100 en efectivo, casi lo suficiente para cubrir completamente los costos.

Aunque comencé mi sitio con “dinero gratis” hubiera valido la inversión de mi propio dinero en efectivo, ya que he ganado muchas veces más de lo que invertí en él (en ingresos y otros beneficios menos tangibles).

Mi mayor consejo para ti cuando comiences es, por favor no tengas miedo de invertir en ti y en tu sitio y has lo mejor desde el principio.

Muchas personas tienen miedo de invertir en cosas como esta, en información valiosa o en herramientas, pero no tienen problemas en desembolsillar $40 o $50 para una salida nocturna. A primera vista puede parecer más tangible y un mejor uso de tu dinero… pero uno es solo un momento fugaz y el otro es una inversión que continuará en el futuro.

Qué sigue ahora?

Tus próximos grandes pasos funcionarán poco a poco para darle forma al sitio web, personalizar el diseño para satisfacer tus necesidades y comenzar el importante proceso de creación de páginas básicas como Acerca de ti, Contacto, etc.

La fase de aprendizaje y modificación nunca termina realmente. Estoy constantemente retocando y mejorando aspectos de mi sitio, así como aprendiendo cosas nuevas. Es un proceso continuo, pero es muy gratificante ver cómo tu pequeño sitio se convierte en algo más grande.

A pesar de que invertí en partes de mi sitio web para dar lo mejor y estar un paso adelante, hubo otras cosas que no hice enseguida que me hubieran ayudado inmensamente.

Recursos

  • Namecheap.com – Compra tu nombre de dominio aquí.
  • HostGator.com – Donde tengo mi hosting, desde aproximadamente $4 por mes o Bluehost es otra gran opción por un precio similar.
  • ThemeForest.com – Donde compré este mismo tema. Muchas opciones.
  • WordPress.com – Alojamiento gratuito para tu sitio web, aunque muy limitado en funcionalidad.

Compártelo

Si te ha gustado esta publicación, tómate un momento para compartirla en Facebook, Pinterest o Twitter. Gracias!

The following two tabs change content below.
Avatar

Ryan

Author, Writer, and Head Honcho at Desk to Dirtbag
Ryan es un autor, aventurero y nómada. Originario de Seattle, se dirigió a Washington D.C. donde pasó cinco años trabajando para el Congreso antes de atender el llamado de la naturaleza. Inició su aventura viviendo en su camioneta pickup para viajar por todo el oeste de Estados Unidos. Desde entonces recorrió Colombia, manejó por toda América Central y también escribió un libro con sus experiencias de viaje: Big Travel, Small Budget. En este momento puedes encontrarlo manejando su vieja camioneta por toda Sudamérica.

Comments 1

  1. Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *