Don't Drive Through Mexico or Central America - You will be Kidnapped, Killed, or Worse!

No manejes por México o Centroamérica: serás secuestrado, asesinado o algo peor!

Cuando le dije a mis amigos y familiares que íbamos a manejar en México y todos los países de Centroamérica durante algunos meses, las respuestas más comunes eran algo como:

“¿Estas loco? ¡Eso es tan peligroso!”

“¡Cuidado con el cartel!”

“Espero que no seas secuestrado …”

“Espero que te veamos de nuevo …”

Y así sucesivamente las reacciones fueron negativas, con muy pocas reacciones positivas.

A veces me hizo incluso cuestionar mi decisión.

Griselda - manejar en México

Pero tomé esos comentarios sin mucho fundamento porque todos fueron hechos por personas que nunca habían tenido la experiencia de manejar en México o Centroamérica o no habían estado allí recientemente.

En contraste también estaban las cuentas de la gente que realmente lo hace, compartiendo sus experiencias en línea y esencialmente diciendo “ven a ver por ti mismo, no es como se ve en las noticias”.

Secuestrado, asesinado o peor

Obviamente sobrevivimos o no estaría escribiendo este artículo.

A medida que el viaje se desarrollaba o después de terminarlo, seguí escuchando comentarios negativos de manejar en México o alguno de los países de Centroamérica que estaban completamente en desacuerdo con mi experiencia positiva.

Una vez en particular se destacó, cuando acabábamos de salir de México, conduciendo hacia Belice. Fue en ese momento cuando empecé a compartir mensajes de blog sobre el comienzo del viaje.

México - manejar en México

Compartí un mensaje sobre Baja California en un grupo de blogueros de aventura al aire libre en facebook.

Mencioné al grupo que las preocupaciones de seguridad eran exageradas y diciendo que nosotros habíamos acabado de manejar en México y Centroamérica en un viaje que resultó increíble y al mismo tiempo animando a otros a considerar hacer un recorrido por carretera al sur de la frontera porque valía la pena.

Alguien respondió en la sección de comentarios con lo siguiente:

“Eso no vale la pena! Además del soborno, el secuestro es un deporte nacional o ellos no te lo dijeron? Vete a un lugar seguro. Hay muchas cosas bonitas que ver en los Estados Unidos “.

Playa México - manejar en México

La única parte con la que estoy de acuerdo es que hay muchas cosas hermosas para ver en los EE.UU., pero eso no significa que no hay más que ver en este mundo.

Me quedé aturdido por su comentario y no podía dejar de pensar en él mientras conducíamos a través de Belice.

La percepción de México como un lugar horriblemente peligroso, violento y amenazante se enfrentó tan fuertemente contra lo que habíamos visto y experimentado de primera mano…

Desde la gran metrópoli de la Ciudad de México hasta los pequeños pueblos pequeños e incluso remotos y las extensiones de naturaleza salvaje, todo estuvo bien.

Una vez terminado el viaje, puedo decir inequívocamente que la realidad no es como la que la noticia retrata y no como lo dicen muchos opositores.

Entonces, cómo es realmente? ¿De dónde viene el mito a la realidad cuando se trata de seguridad al manejar en México y Centroamérica?

La reputación

Para los estadounidenses, México en particular ha tenido una mala reputación en estos últimos años por la violencia que ha traído el mercado de las drogas, pero también hay otros países a lo largo de Centroamérica que comúnmente levantan banderas rojas como El Salvador y Honduras.

Centroamérica - manejar en México

Para ser justos, estas banderas rojas no son exclusivas de los gringos en el norte, ya que la reputación negativa esta presente incluso entre los mismos latinos y de un país a otro dentro de América Latina…

Andrea, mi novia, es de Medellín, Colombia. Creció en las peores épocas antes y después de Pablo Escobar, con tasas de violencia y homicidios que eran incluso peores que las de Centroamérica y sin embargo estaba genuinamente preocupada por visitar México, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Ella fue gratamente sorprendida por todos ellos.

El país vecino es peor

Recuerdo que unos cuantos mexicanos diferentes nos advirtieron acerca de cruzar a Belice, acerca de lo asustadizo y peligroso que es estar allí.

No presté mucha atención a la primera persona que lo dijo, pero por la tercera o cuarta persona al azar que nos advirtió sobre conducir a Belice, empecé a dudar de nuestra decisión…

Pero luego llegamos a Belice y todo estaba bien. Normal.

Centroamérica - manejar en México

Parece que cada país piensa que el siguiente es mucho más peligroso que el suyo.

Para los Estados Unidos, es México.

Para México, es Belice.

Para El Salvador, es Honduras.

Para Colombia, es Venezuela.

Para Canadá, son los Estados Unidos.

Y así sucesivamente.

Todo el mundo parecía pensar que algún otro lugar más allá era más siniestro o peligroso y entonces cuando llegamos allí, resultó ser normal y todo el mundo dijo que el mal lugar estaba en otro lugar.

Después de pasar más de seis meses y manejar en México y Centroamérica, atravesando ocho países (México, Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá), puedo decir que, en general, todo es relativamente seguro y normal.

Belice - manejar en México

No consideraría nuestro viaje como “loco” bajo ningún concepto.

Nada malo en absoluto nos pasó en el viaje (más allá de algunos enfermedades de viaje, algunos problemas con policías y bloqueos en la carretera). Nunca nos robaron, bajo ninguna clase de modalidad, ni siquiera una toalla robada en la playa mientras nadamos en el océano.

Más seguro que los EE.UU.

He oído a muchos overlanders que dicen que Estados Unidos es mucho más peligroso que el sur de la frontera, o dirán que es tan peligroso conducir por ciertos barrios de las grandes ciudades de los Estados Unidos y que básicamente sólo necesitan tomar las mismas precauciones al sur de la frontera.

Atardecer - manejar en México

Creo que el consejo es poco sincero en el mejor de los casos y peligroso en el peor de los casos.

En cierto sentido, eso podría ser cierto … No es probable que usted sea asesinado al azar en una sala de cine o en una escuela (como en los Estados Unidos, pero incluso en los Estados que no es “probable”), eso afortunadamente no es algo de lo que usted tendrá que preocuparse al sur de la frontera.

Pero para el delito cotidiano, usted corre un mayor riesgo de experimentarlo en América Latina …

Como overlander y alguien que ha pasado una cantidad considerable de tiempo en Latinoamérica (también viviendo en Medellín por más de 2 años), además de ser capaz de ofrecer la perspectiva de Andrea (alguien nacido y criado en América Latina), yo creo que es importante no minimizar las preocupaciones de seguridad y ser capaz de proporcionar una visión realista.

Si bien no nos pasó nada, no quiero tapar el sol con un dedo y decir que manejar en México y Centroamérica es todo paz y flores y actitudes despreocupadas. Tomamos precauciones de sentido común en todo momento.

La mayor preocupación por un extranjero en América Latina es, sin duda, el robo a mano armada y otras formas de robo.

Es mucho más común en América Latina y puede ocurrir en ciudades de todos los tamaños – grandes o pequeños. Le pasa a los gringos y le pasa a los latinos.

Es algo de lo que usted debería tener más cuidado en América Latina que en los Estados Unidos.

Tortugas - manejar en México

Aviso:

Para los que critican rápidamente, por supuesto hay un montón de robos en los Estados Unidos. Puede ocurrir en las grandes ciudades. Puede ocurrir mientras está estacionado en un sendero remoto.

Conozco a más personas que han sido asaltadas en los Estados Unidos que las que han sido robadas mientras viajaban al extranjero (pero la razón por la cual debería ser obvio: pasamos mucho más tiempo en casa y aumentamos las probabilidades de que algo suceda en casa).

De todas partes que he viajado en este mundo, el único lugar en el que me han robado es en Washington, D.C., a pocas cuadras de mi casa en Capitol Hill.

Pero casi todos los extranjeros que han pasado una cantidad considerable de tiempo en América Latina tienen una historia personal de ser robados o conocen a un amigo cercano que lo ha sido.

Grandes ciudades

Estoy de acuerdo con los overlanders que dicen que mientras se conduce en América Latina uno debe tomar precauciones similares como las grandes ciudades de los Estados Unidos …

Pero todavía hay diferencias claras entre los dos.

Mientras viaja por cualquier parte de una gran ciudad en América Latina, recomiendo tomar precauciones que nunca tomo en los Estados Unidos (a menos que esté manejando por el lado sur de Chicago o algo así), por ejemplo manteniendo sus ventanas y puertas cerradas, solo parqueando en estacionamientos seguros y pagados, etc.).

Ciudad de México - manejar en México

Recordemos que en América Latina también tienes una extraña placa extranjera que llama la atención y es probable que tengas un montón de equipo en el interior que vale mucho, incluso más en la moneda local.

Asaltar el interior de un auto puede suceder en apenas un momento y puede suceder a cualquier persona, en cualquier lugar.

La familia de Andrea recientemente se fue de vacaciones a la ciudad de Panamá y en uno de los centros comerciales, justo antes de que fueran a ir al aeropuerto para su viaje de regreso, todo su equipaje que estaba en una furgoneta en el parqueadero del centro comercial supuestamente con vigilancia, fue robado.

En Colombia dicen “No dar papaya”, porque “a papaya dada, papaya partida”.

Su familia – a pesar de que todos tienen arraigado en la cabeza “no dar papaya” – dieron papaya, es decir bajaron la guardia en un bonito centro comercial y alguien se aprovechó de eso y tomó toda “su papaya”.

Regresaron a Colombia literalmente con las manos vacías.

Zonas rurales

Yo nunca pensaría dos veces antes de conducir en la noche en los Estados Unidos. Lo he hecho millones de veces.

En Centroamérica, es una mala idea por una variedad de razones: las más comunes son los numerosas resaltos de velocidad (que a menudo aparecen sin advertencia), la prevalencia de conductores ebrios y el ganado o las personas que caminan por los caminos oscuros.

Pero hay otros temas más delicados, como los asaltantes o los policías falsos.

Hablando de mi experiencia personal pasando mucho tiempo a través del oeste americano (de las grandes ciudades a las áreas remotas), no necesitas estar tan preocupado con ninguna de estas cosas como en América Latina.

México - manejar en México

¿He conducido por la noche en América Latina? Sí, pero no a propósito. Sucedió cuando hubo un bloqueo en Oaxaca o esperando varias horas que despejaran una vía después de un accidente en Honduras.

También puede haber algunos problemas de inseguridad regional que uno necesita tener en cuenta en las áreas rurales de América Latina.

Justo al sur de Los Mochis, un par de australianos fueron detenidos por la noche por policías falsos que luego intentaron robarlos.

De los relatos que he leído, los australianos trataron de resistir el robo (algo que nunca debería hacer) y uno fue baleado en la pelea.

Entonces los ladrones mataron a ambos y prendieron fuego a su furgoneta. Pasamos por ese mismo camino unos meses antes de ellos.

No puedo pensar en ninguna razón por la que alguna vez le diría a alguien que no conduzca por la noche en los Estados Unidos (a excepción del tiempo), pero conducir por la noche a través del estado de Sinaloa (uno de los más peligrosos) como los australianos fue imprudente.

No podemos pretender que conducir en los Estados Unidos es más peligroso que América Latina o que algunas personas pueden llegar a tener un falso sentido de seguridad.

Consejos generales para la seguridad

  • Nunca muestres un montón de dinero en efectivo u objetos de valor. Se discreto con tu costosa cámara, especialmente en las grandes ciudades.
  • No guardes una billetera gorda en tu bolsillo trasero que sea fácil para los carteristas. Recomiendo una billetera delgada en el bolsillo delantero.
  • Nunca dejes objetos de valor visibles en el automóvil. Ni siquiera por cortos periodos de tiempo como para ir dentro de la gasolinera o supermercado. Ha habido demasiados robos cuando alguien se acaba de ir “por un minuto” con un montón de gente alrededor o incluso con el vehículo a la vista de los propietarios. Al menos ocultar el GPS, iPod o lo que sea en la guantera o debajo del asiento.
  • Usa cajeros automáticos que se encuentran dentro de supermercados, centros comerciales u otras grandes tiendas. Evita usar cajeros automáticos en la calle siempre que sea posible.
  • Mientras conduces a través de las grandes ciudades, lo mejor es mantener las ventanas y las puertas cerradas la mayor parte del camino. Los ladrones en motocicletas buscan robos fáciles mientras te detienes en las luces rojas de los semáforos para que puedan hacer una escapada rápida.
  • Busca pagar estacionamientos siempre que sea posible. Especialmente cuando el aparcamiento es durante la noche. Yo sólo estacioné 2-3 veces en la calle durante la noche y aunque no pasó nada, no es divertido preocuparte por tus pertenencias toda la noche.
  • Habla con los lugareños. Debes aprender bastante español para tener conversaciones básicas y preguntar sobre la seguridad y la mejor ruta a tomar. Las respuestas 9 de 10 van a ser que aquí no pasa nada. Piénselo analíticamente ya que los sucesos delictivos menores son probablemente de mayor frecuencia y recuerda tu placa extranjera y el vehículo lleno de objetos de valor. Esa respuesta 1 de 10 que te están advirtiendo sobre algo, debes definitivamente prestarle atención porque eso es una bandera roja grande. Harry Devert era un motociclista que murió en México. Le advirtieron unas pocas veces que la ruta que estaba a punto de tomar era particularmente peligrosa. Él no prestó atención a las advertencias y nunca se escuchó de él de nuevo.

Todo este desastre y tristeza

Nosotros en hamaca - manejar en México

En resumen, pienso que Centroamérica es mucho más seguro que lo que dicen los medios de comunicación convencionales y mucho más seguro que la reputación que ha ganado.

PERO no seas engañado por los overlanders que dicen que es lejos más seguro que los Estados Unidos y que nunca sucede nada, a menos que hagas algo estúpido.

Eso no es cierto, ya que a veces sólo se reduce a la mala suerte también.

Centroamérica es bastante seguro, pero no seas demasiado confiado.

No te pongas en una posición en la que te conviertas en el blanco fácil.

Demasiados overlanders han sido víctimas de allanamientos o robos en la carretera. Muchos sólo lo convierten en parte de la aventura y tener otra historia que contar.

No tiene que ser así.

Toma algunas de las precauciones anteriores, mantén la vigilancia de lo que te rodea y no expongas tu seguridad.

Si disfrutaste este artículo, asegúrate de revisar mi artículo sobre los mejores (y peores) países de América Central para viajeros.

¿Cuál es tu perspectiva sobre seguridad en Centroamérica? ¿Alguna experiencia (buena o mala) que te gustaría compartir? Compártela con nosotros en los comentarios abajo.

Vas a México o Centroamérica en tu próximo viaje? Busca el alojamiento perfecto en Booking.com hoy!

Compártelo

Si te ha gustado esta publicación, tómate un momento para compartirla en Facebook, Pinterest o Twitter. Gracias!

The following two tabs change content below.
Avatar

Ryan

Author, Writer, and Head Honcho at Desk to Dirtbag
Ryan es un autor, aventurero y nómada. Originario de Seattle, se dirigió a Washington D.C. donde pasó cinco años trabajando para el Congreso antes de atender el llamado de la naturaleza. Inició su aventura viviendo en su camioneta pickup para viajar por todo el oeste de Estados Unidos. Desde entonces recorrió Colombia, manejó por toda América Central y también escribió un libro con sus experiencias de viaje: Big Travel, Small Budget. En este momento puedes encontrarlo manejando su vieja camioneta por toda Sudamérica.

Comments 3

  1. Avatar
    1. Avatar Post
      Author

      Lo mismo que dije aca. Solo que he escuchado que los oficiales molestan mas buscando carros por drogas porque es la ruta normal de drogas, hacia el norte. Pero peligro, es como lo mismo en toda la region.

  2. Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *